"La belleza, cuanto menos vestida, mejor vestida está."
-- John Fletcher (1579-1625) Dramaturgo británico.

28 noviembre 2007

Mal uso de productos de maquillaje

Las mujeres en nuestro empeño de lucir mejor a veces cometemos errores e incurrimos frecuentemente en el mal uso del maquillaje.

Estos errores tienen su raíz en los excesos creyendo que “más es mejor” lo cual puede traer resultados contrarios e indeseados.

El maquillador venezolano Ronald Perozo, enumera una serie de errores que se cometen al momento de maquillarse, aquí se los presento para que no incurran en ellos:

Delinearse los labios con un creyón oscuro
La recomendación es usar un creyón que sea del tono de la piel, para evitar que el brillo o labial se corra.

Utilizar un corrector extremadamente claro
El corrector debe ser un tono más claro que el de tu piel y sólo debe tapar las ojeras no las bolsas.

Aplicarse demasiada máscara
Las pestañas deben llamar la atención sin dejar de lucir naturales. Las del párpado inferior deben llevar sólo 1% del producto en relación con las del párpado superior.

Exagerar el uso de base durante el día
Este tipo de producto se debe utilizar en la medida justa y en las ocasiones correctas. Es importante difuminar bien la base en el área del cuello y las orejas para que no luzca como una careta.

Fuente consultada:
Michelle Dernersissian / Los 7 pecados capitales de la belleza / Revista EME

Imagen:
© Mouth 2 / blogman's (Phillip Collier) / stock.xchng

27 noviembre 2007

"Todo es cuestión de actitud"

"Todo es cuestión de actitud" Un buen lema que viene al dedo cuando hablamos de belleza, porque de nada sirven los mejores cosméticos y técnicas si no se piensa que se es bonita.

Todas tenemos defectos y nuestro error radica en concentrarnos en ellos, ¿cómo vamos a evitar que noten algún detalle si pensamos sin parar en "ese defecto"? Y mientras alguien nos habla nos desconcentramos pensando que únicamente nos miran "eso"...

Entonces ¿por qué no enfocamos toda esa energía en proyectar nuestras virtudes? Siempre hay algo que sí nos gusta de nosotras, pues convirtamos ese algo en nuestra clave, en nuestra distinción. Rescatemos esa belleza, explotemosla conscientemente y la vida será más brillante porque poco a poco irán descubriendo que todas las mujeres somos bellas.